La Torre del Rellotge, declarada bien de interés cultural, es uno de los pequeños tesoros históricos que guarda el barrio de la Barceloneta.

Situada en el actual Moll dels Pescadors, la torre fue construida en 1772 para ejercer las funciones de faro del nuevo puerto ideado por el holandés Próspero de Verboom. Las mejoras y ampliaciones realizadas posteriormente, en el s. XIX, trasladaron el faro a la montaña de Montjuïc quedando la torre en desuso. En 1904 se decidió no derribarla y se transformó en un reloj con cuatro caras, cada una de ellas encarada a un punto cardinal.

Como curiosidad: la Torre del Rellotge es el punto de intersección de la Av. Paral·lel y la Av. Meridana en plano en el que Idelfons Cerdà concibió su idea de ordenación urbanística de Barcelona, lo que hoy conocemos como Eixample. Cerdà quiso hacer una entrada principal de la ciudad aprovechando el meridiano que medio siglo antes, Pierre Méchain, había acabado de determinar justamente en su estancia en Barcelona utilizando como puntos de referencia para sus cálculos, el castillo de Montjuïc, el terrado del Hotel Fontana de Oro y la Torre del Rellotge. De este modo, Cerdà también rendía homenaje a Barcelona en su papel principal en la determinación del meridiano. Por otro lado, Cerdà proyectó una vía que seguiría el paralelo 41º 22´34´´ que pasaba rozando la montaña de Montjuïc e intersectaba con el meridiano de Méchain.

Así que ya sabéis: si visitáis el barrio de la Barceloneta no os podéis perder este trocito de historia de nuestra ciudad.

Sobrevolando Barcelona: el teleférico del puerto
Associació Front Marítim Barceloneta colabora con el Banc dels Aliments en la recuperación y reparto de alimentos cocinados

Pin It on Pinterest

Mantente informado

Suscribete a nuestra newsletter y conoce todas las actividades de la asociacion y noticias del barrio.

Te has suscrito, confirma la direccion desde tu correo.